lunes, 29 de octubre de 2007

El Apego Seguro.


En un articulo que encontré por Internet se explicaba sobre un experimento realizado con dos ratas recién paridas. Durante una semana, la primera de ellas fue separada de su madre por dos horas diarias, mientras que la segunda rata se mantuvo con su madre durante todo el tiempo. En consecuencia los resultados demostraron que en la primera rata los niveles de cortisol ( hormona liberada por el estrés) eran considerablemente mas altos que en la rata que se mantuvo con su madre.


El experimento anterior nos da cuenta de la importancia del apego seguro que se debe mantener durante los primeros años de vida de la guagua con sus padres, en especial con la madre.
La psicóloga María Santelices dice: “ Al nacer la guagua es tan frágil que de forma innata desplega sus capacidades de vincularse con los demás, para que, por un lado cubran sus necesidades biológicas, pero por otro sus necesidades afectivas. El abrigo, la comida … las necesita, pero no le bastan, también pide cariño y afecto”.


¿Cuando se produce este primer lazo?


Este vinculo afectivo comienza en el embarazo en donde la madre crea los primeros vínculos con su hijo, sabemos que en algunos casos el bebe mucho antes de nacer es capaz de reconocer ciertos sonidos como voces o música. Este vinculo de mantiene desde el nacimiento y permanece durante mucho tiempo, determinando las futuras relaciones interpersonales que la guagua tenga durante su infancia y su adultez. El periodo mas importante es durante el primer año de vida del bebe, al final de los 12 meses de vida se consolida el apego y según como haya sido la relación padres - hijo, es el tipo de apego que el niño internalizará y que posteriormente influirá en su vida.



Tipos de Apego.
Según el tipo de relación que el niño podría tener con sus padres se reconocen tres tipos de apegos:

Apego Seguro: Son los niños que cerca del año se muestran autónomos, sociables, dóciles, capaces de explorar el ambiente y perciben a sus padres como base segura, es decir, como personas sensibles a sus necesidades y que favorecen wl contacto y la cercanía.


Apego inseguro ansioso ambivaliente: Son niños dependientes, les gusta explorar el ambiente y perciben a los padres ambivalientes, es decir, personas que atienden sus necesidades y permiten el acercamiento del niño pero de forma imprevisible, sólo en algunas ocaciones.


Apego inseguro evitativo: Son niños excesivamente independientes, sin problemas en la exploración, pero que no recurren a los padres como base segura, pues ellos han evitado el contacto y se han mostrado insensibles a las necesidades del niño. Son padres que inpiden la cercanía.


¿ Que podemos hacer para asegurar un Apego seguro con nuestros hijos?


Como ya vimos, es fundamental el primer año de vida del bebe. Es importante que las personas adultas como padres, abuelos, hermanos, u otros sean los suficientemente sensibles para conocer, imaginar si es necesario y responder a las necesidades de la guagua; a la cual se debe reconocer como un ser complejo que requiere, aparte de suplir sus necesidades biológicas y alimenticias, necesita la atención y la seguridad suficiente ya que debemos tener en cuenta que en ocasiones puede estar aburrido o necesita que le hagan cariño.
Para que esto ocurra, los padres del bebe deben seguir realizar las siguientes funciones:
De sostén: ese te refiere a la capacidad de sostener al bebe físicamente y que en las distintas circunstancias este no se caiga o que de mal posicionado, también se refiere al sostén emocional que deber entregar los padres o los familiares mas cercanos.


De interacción: implica tener una relación con la guagua como mirarlo, hablarle, jugar con el, acariciarlo, etc.


De contención Emocional: Este te refiere en cierta medida en colocarse en el lugar de la guagua, entender las necesidades que puede tener, empalizar con sus molestias, sus llantos, alegrías, en definitiva con sus todas sus emociones.
De nutricia: ese te refiere a la alimentación que se le da al bebe pero con preocupación y estimulación, como por ejemplo mostrarle el mundo, enseñándole a pensar y a reflexionar.


Lúdica: es aprender a jugar con la guagua, entretenerla y aprender a entretenerse con ella. Durante los tres primeros meses de vida es sumamente importante estar al tanto del bebe, estar disponible para todas sus necesidades, en especial cuando la guagua llora que al estar en problemas o al tener alguna necesidad, los padres al atenderla aprende que la pueden ayudar formando un lazo de confianza con los padres.


A los seis meses la guagua ya es capaz de controlar sus emociones y es en este momento cuando debemos dejarle un espacio evitando todas las demandas que tenga, puede jugar solo, dormir solo, etc.



¿ Existe una figura de apego?.


No existe una única figura de apego. Junto con la madre el niño puede establecer vínculos importantes con distintas personas como hermanos, abuelos o tíos, entre otros. Incluso se habla de hasta cinco vínculos en paralelo. Esto es fundamental ya que en muchos casos cuando la madre se ausenta debe existir alguien que la reemplace como el padre o los hermanos.
Realmente considero que el primer apego que la guagua llega a tener es sumamente importante, sabemos que nadie nos enseña el “como ser padre” y sabemos que es una tarea difícil, pero no por eso no imposible. En Estados Unidos se aplica un programa de ayuda a los padres, en donde educadores previamente capacitados van cada cierto tiempo al hogar en donde les enseña desde cambiar pañales, hasta las distintas técnicas de enseñanza - aprendizaje con las cuales se pueden desenvolver con sus niños. Los resultados son bastante sorprendentes en donde el nivel socio - emocional de los niños menores ha subido y la relación padres - hijo se ha vuelto en una relación de apego seguro entre ambos.


Como futuros educadores deberíamos tomar mucho mas en cuenta esta primera relación, sabemos lo importante que puede llegar a ser para el niño y para su vida futura en la adultez, entonces ¿ por que no nos preocupamos mas de esta etapa?, se podrían crean planes y programas de desarrollo para padres con el fin de capacitarlos en su vida con su hijo.