viernes, 16 de noviembre de 2007

Infidelidad.



Es bastante interesante indagar en temas como estos como la infidelidad, el engaño emocional u otros parecidos, ya que es un tema bastante recurrente en nuestra sociedad actual. Incluso ahora nos podemos dar cuenta de los rápidos cambios en nuestra juventud con nuevos términos como “ponsiar” que es el hecho de besar a mas de una persona; comúnmente para ganarse este especie de titulo se debe conseguir como mínimo 3 relaciones que comúnmente se da en fiestas.


En la que respecta a la infidelidad dentro de una relación de pareja, al investigar sobre el tema me llamo mucho la atención un libro llamado “Anatomía de una vida secreta” del psiquiatra norteamericano Gail Saltz en donde se tratan distintos tipos de vidas secretas en donde se analizan y tratan, en el mismo aparece una historia de una mujer, ya casada hace 12 años y con dos hijos, su marido ya no le preguntaba sobre su trabajo, preocupaciones o necesidades. No se sentía atractiva para él y rara vez pasaban tiempo solos. En este contexto apareció un colega . Juntos discutían temas de trabajo. Primero en la oficina, luego en el café y también en el restaurante. Con el tiempo se paso del plano laboral al personal, comenzando con mensajes de texto y los e-mails. Pronto esta mujer tuvo que reconocer que se había enamorado de su colega y amigo.


“No se sentía así de “viva” desde hacía mucho tiempo, estaba aliviada de tener al fin después de tanto tiempo alguien con quien con quien hablar, a quien contarle los secretos mas profundos de su corazón sin temor a ser criticada …”


A la misma vez , esta mujer se decía así misma que no había nada de malo con esta nueva relación, porque ni siquiera había habido un beso de por medio.
Su marido empezó a notar que su mujer llegaba más tarde a la casa. Hablaba por celular largo rato los fines de semana y cuando le preguntaba con quién, respondía con evasivas. En esta momento el debió reconocer que había estado muy ausente de la vida de su mujer, por razones de trabajo, estrés y mal humor. Y también reparó el grave deterioro que había sufrido su vida sexual el ultimo año.


Cuando esta mujer recurrió al psiquiatra, ella mostró se mostró absolutamente deprimida: si bien no había consumido la infidelidad, estaba enamorada de un hombre que la hacía sentir bonita, divertida y valiosa y se sentía incapaz de dejar de verlo.


El psiquiatra Gail Saltz escribe: “la infidelidad emocional, por mucho que no incluya las relaciones sexuales, involucra secreto, decepción y por lo tanto traición. La gente que se involucra en este tipo de relaciones no consumadas preserva su imagen de intachable, convenciéndose que no hace nada malo. Ahí está el error. Porque la pérdida de confianza es un aspecto doloroso presente en toda infidelidad y tal vez, al más difícil de superar”.


Este psiquiatra asegura que poca gente anda en busca de una ventura. Pero al igual que el caso citado anteriormente, hay momentos en la vida matrimonial o de pareja en que alguno de los dos, o ambos, se sienten aislados y frustrados. En vez de hacer un esfuerzo para mejorar la relación, las mujeres en particular asumen que la situación no tiene vuelta atrás, se cansan de dar la pelea. Así, aunque no están conscientemente “en el mercado”, son blanco seguro: hambrientas de atención, emoción y de alguien que llene el vacío que sienten por dentro.
El concreto el dr. Saltz afirma “aunque las aventuras emocionales han existido siempre, estoy viviendo cada vez más casos en mi consulta. Será porque el e-mail, Messenger y teléfonos celulares dan privacidad única que permite estar en contacto sin tocarse siquiera”.


¿Como protegernos de terceros?


El doctor es bastante claro al darnos estos puntos:
- Una relación de amistad sana entre hombre y mujer no es clandestina.
- Siempre que un hombre y una mujer evitan contarle a sus cónyuges cuánto tiempo pasan con un colega, se arreglan cada vez mas que van a salir juntos. O confían mas en ellos que en sus esposos, están envueltos en una aventura.


A partir de este reconocimiento, llega el momento de mirar el matrimonio mas de cerca.
¿Qué le falta al marido o mujer, que ella o él necesite?
La mejor receta es preguntarlo y contestarlo directamente, porque cuando no pueden expresar sus sentimientos, preocupaciones y sueños, ambos están en peligro de una traición. Las personas que se encuentran en esta situación no deben reclamar más cercanía sino que deben cuidar su relación de terceros.


De la misma manera podemos protegernos evitando hábitos como coquetear con otros, pasar tiempo “inocente” con un ex y rodearse o salir con otros infieles que hacen parecer que lo que hacen no es nada grave.


Mucha gente no aprecia su relación matrimonial hasta que esta a punto de perderla. Es por esto que toda relación requiere invertir tiempo, esfuerzo y energía emocional. Esto es algo que cualquier adulto casado sabe o intuye muy bien. Pero aun así en vez de aquellos e-mails, mensajes de textos no fueran con algún tercero, sino que con la misma pareja talvez todo esto cambiaria y se lograría evitar todas aquellas decepciones, penas, odio y otros sentimientos y problemas que todo esto lleva consigo mismo. No podemos olvidar que muchos de estos matrimonios tienen hijos, los cuales se transforman en un peso psicológico para los padres. Cuando la relación se vuelve insostenible para los padres, la mejor opción es la separación pero por miedo a provocar daños a sus hijos, estas malas relaciones continúan, llegando a maltratos físicos y mentales lo cual es muchísimo más grave para los hijos.



Por ultimo les dejo un video de unos doctores argentinos en donde en breves palabras hablan de la infidelidad, es un video muy corto pero bastante interesante.


http://www.youtube.com/watch?v=gHQoSGrfKbk